PortadaEncuestas Diciembre 2008Encuestas Octubre 2008Encuestas Agosto 2008Encuestas Julio 2008Encuestas Abril 2008Encuestas Febrero 2008Comentarios

Observador Electoral

TERCERA ENTREGA
La limpieza de la capital sigue siendo el talón de Aquiles para la administración de Violeta Menjívar. Recibió una nota de 4.7.

Alcaldías con deudas pendientes

» La mayoría de los salvadoreños ven serias deficiencias en el trabajo que las municipalidades hacen para mejorar los servicios de transporte, limpieza y lugares de esparcimiento, lo que se traduce en pésimas calificaciones en estos rubros. A casi un año para el fin de la actual gestión, los munícipes deberán trabajar duro en los campos mencionados

León Eduardo López
Jueves 17 de Abril de 2008

Cuando hace falta un poco más de un año de gestión municipal, las comunas presentan serias deficiencias en áreas que, por mandato, deberían atender como prioritarias, tal como el aseo de las calles, la habilitación y mantenimiento de espacios de recreación o la limpieza de los drenajes.

En general, la más reciente encuesta de Borge & Asociados para El Diario de Hoy refleja que la población evalúa mal a las alcaldías en estos aspectos.

Cabe destacar que los más críticos a la hora de calificar el trabajo de las municipalidades están en las ciudades de la zona oriental del país.

El mayor reclamo de los salvadoreños es por los parques y espacios públicos, donde el 25.1% califica como pésimo el trabajo municipal. En la zona donde peor percepción se tiene de este servicio es en las alcaldías de oriente (36.7%), mientras que el 15.8% de los habitantes de la región metropolitana dan la misma calificación a este rubro. La nota promedio a nivel nacional es de 4.8.

El trabajo relativo a los programas de seguridad para hacer frente a la delincuencia también está en la mira de los pobladores, aunque la percepción de la gente le da calificaciones entre 6 (16.4%) y 7 (13.8%) a este rubro, lo que lo deja con una nota promedio de 5.5. Los simpatizantes del FMLN dan una calificación de 5.0 a este apartado, versus un 5.4 de los seguidores de ARENA; además, la mejor percepción en este tema lo tiene la gente de la región central (5.8) y la peor es de quienes viven en los departamentos del occidente (5.2).

El estado de las calles y carreteras también preocupa a los salvadoreños, que califican, en promedio, con nota de 5.2 este aspecto. De los consultados, el 17.8% dice que este servicio es pésimo y le da una calificación de 1; de quienes opinan así, el 30.1% está en la zona rural. Por el contrario, apenas un 1.8% da el calificativo de "excelente" al mantenimiento de las vías de acceso, y en promedio se evalúa con un 4.7 este servicio, en el que vale hacer la salvedad que es una responsabilidad que por ahora comparten las comunas y el ministerio de Obras Públicas, en vista de que algunas alcaldías no se preocupan por la situación vial.

El transporte, uno de los servicios públicos que no controla el gobierno y que está en constante discrepancia con lo que el usuario espera, alcanza el 5.8 de calificación, y donde más se resiente la mala calidad de este servicio es en la zona oriental (4.9), contra el 6.7 que le otorga, en promedio, la población de la región metropolitana. La nota más baja a este servicio la ponen los pobladores del área rural (4.8).

Otra de las tareas pendientes de las comunas del país es la protección al medio ambiente y los recursos naturales, donde las alcaldías reprueban con un 4.7 de calificación. Nuevamente, los que más lamentan esta situación son los orientales, que a este rubro le dan un 3.6 de nota.

En un país con enormes problemas ecológicos y de depredación del medio ambiente, la mayoría de los pobladores del país (34.6%) considera que el trabajo realizado no pasa de ser mediocre, al calificarlos con dígitos entre 5 y 7.
Educación con buena nota

La percepción de la educación en los municipios es buena. A nivel nacional, la calidad de la educación que reciben los niños y jóvenes es evaluada con 7.5, tanto en el área urbana como en la rural. Donde se mueven un poco los dígitos es al cruzar las notas por simpatías partidarias; los farabundistas se muestran más críticos y le ponen un 7.3 a la labor del ministerio de Educación, mientras que los tricolor elevan a 7.8 la nota. Aún con esta salvedad, Educación pasa el examen.

La infraestructura escolar también sale bien librada incluso en la zona rural, donde las carencias suelen ser mayores. Contrario a la actitud pesimista de otras opiniones, en este punto quienes mejor evalúan son los orientales (7.6) y quienes más "se lamentan" son los occidentales (7.3).

Otro rubro importante, aunque no depende totalmente de las comunas, es el de los servicios de salud, que resulta aprobado por un escaso margen (6.5).

La nota más baja viene de los habitantes de la zonas rurales (6.2) y de los simpatizantes de los partidos que no son los mayoritarios (5.8).

A nivel regional, quienes se sienten mejor atendidos son los residentes en la zona metropolitana (7.0) contra un 5.9 que obtiene esta cartera de Estado entre los orientales. Occidente y el centro coinciden en otorgar un 6.5 de nota.
La Capital sigue sucia

Finalmente, la medición revela que la gente sigue viendo a San Salvador como un lugar con calles y espacios públicos sucios. La nota general en este rubro es de 4.7.

Cuando los datos se cruzan por partidos políticos, los simpatizantes efemelenistas califican la labor de la alcaldesa Violeta Menjívar, en el tema de la recolección, con un 4.8 contra el 4.5 que le dan los areneros.
El tema de la recolección de la basura ha sido uno de los mayores dolores de cabeza de la actual gestión farabundista.

Agua para todos, el reto

Buses con 5.8
El transporte público sigue mal evaluado por la población, según la encuesta.

La cobertura y la disponibilidad de agua potable, un tema sensible y generalmente cuestionado por distintos sectores de la vida nacional, tampoco escapa de la población encuestada que lo ve aún con ciertas deficiencias.

César Funes, presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda, la principal abastecedora de agua potable del país), mira los resultados desde un ángulo optimista. "El resultado de la encuesta refleja el esfuerzo que estamos haciendo de prestar un servicio que sea bueno para la población", reflexiona Funes.

Aunque el funcionario aclara que hay ciertos sectores del país como sitios de Morazán donde Anda no presta el servicio sino que está a cargo de otras empresas, cree que el hecho que los ciudadanos califiquen el trabajo que hacen como instituciones les indica, por un lado, que van por el camino correcto.

Hasta 2005, según las últimas cifras oficiales disponibles, Anda proveía del servicio de agua potable al 58.7 por ciento de la población del país. Los municipios abastecían el 1 por ciento y los sistemas autoabastecidos el 1.2 por ciento.

En total, estos sistemas daban una cobertura a un 65 por ciento. Sin embargo, un estudio reciente realizado en varios municipios del país por el CDC, revelaban que el servicio brindado era deficiente.

"Cuando el gobierno pone voluntad la población lo reconoce, y también nos compromete a redoblar esfuerzos y a trabajar con otras instituciones como el FISDL y Red Solidaria y ojalá que dentro de algunos años nadie tenga que decir que no tiene el servicio o que es malo", asevera Funes.