PortadaEncuestas Diciembre 2008Encuestas Octubre 2008Encuestas Agosto 2008Encuestas Julio 2008Encuestas Abril 2008Encuestas Febrero 2008Comentarios

Observador Electoral

PRIMERA ENTREGA

Cautela por las alianzas

Enrique Miranda
Martes, 15 de Abril de 2008

ARENA deberá andar con pies de plomo con la forma en que negocia una alianza con sus tradicionales socios del PCN y PDC a la luz de un revelador dato de la encuesta de Borge & Asociados: quienes ven de forma negativa una alianza entre los tres partidos para las elecciones de 2009 sobrepasan en diez puntos porcentuales a quienes la ven con buenos ojos. De paso, quienes no están seguros de saber valorar positiva o negativamente esta alianza se igualan a quienes la ven bien.

Aunque la cúpula tricolor está autorizada por la estructura para una amplia alianza, los dirigentes todavía no revelan de qué forma harán los pactos, aunque de entrada rechazan las coaliciones.

La medición de Borge también abarcó el tema de la injerencia extranjera en las elecciones, un tema que estuvo en el ojo público hace semanas luego de un informe de inteligencia de Estados Unidos que barajaba la posibilidad de que el mandatario venezolano metiera sus manos.

La percepción de los entrevistados, a la sazón de este estudio, es que sí podría haber intervención, tanto de los Estados Unidos como de Chávez, aunque también ven posibilidad de que gobiernos afines a Venezuela, como los de Cuba y Nicaragua intervendrán en los comicios.

Hay más salvadoreños que ven más posible que haya injerencia del país del norte que de Chávez, pero ese dato se relativiza si se le suman quienes opinan que Daniel Ortega y Fidel Castro extenderán sus tentáculos hacia El Salvador.

Por el otro lado, los salvadoreños entrevistados realmente aprecian las relaciones que el gobierno de Antonio Saca mantiene con Estados Unidos, pues casi tres cuartas partes del universo en estudio valoran positivamente esa cercanía.

Queda patente además que una tercera parte de los encuestados ve posibilidades de que estas relaciones se deterioren si el FMLN alcanza la presidencia, aunque un número similar no cree que esto ocurra en realidad y un poco menos del otro tercio no sabe responder si habría o no afectación.